También hay rubias buenas.

A pesar de lo que dicen las malas lenguas hay muchas rubias buenas y nobles, de muy distintas especies.

Para muestra basta un botón, dicen.

 Feliz semana a todas, seáis (personas) rubias o morenas.

¡Hola de nuevo!

Después de tanto día desaparecido, alejado en cuerpo y alma de este blog así como de los vuestros, aprovechando que es viernes hago una escapada para asomarme un ratito, algo así como para que no me olvidéis, algo así como para no olvidaros, sentir de nuevo vuestra presencia, vuestras letras y vuestros sentimientos y sentires.

Pensaba acercarme tímidamente, de puntillas y sin hacer apenas ruido pero he desechado esa manera de entrar por dos razones, entre otras: primeramente mi entrada a hurtadillas tenía el peligro de ser tomada como la de un ladrón o un malhechor que no trama nada bueno y segunda razón de peso para no entrar a la chita callando es que me he dicho a mí mismo (a quién si no): ¡qué leñe, si es mi blog! y además no molesto a nadie aunque entre como un elefante en una cacharrería.

Así que buscando un término medio he decidido hacer una entrada a bombo y platillo; bombo, platillo, acordeón, trompeta, violín, contrabajo y algún instrumento más, siguiendo la partitura de Brahms bajo el título de Danza húngara nº 5.

Aprovecho para desearos un feliz fin de semana y, como no sé cuando volveré de nuevo por aquí, también os deseo una semana dichosa e incluso un mes lleno de alegría, salud y felicidad, por supuesto con mi acostumbrado consejo que espero sigáis aunque sea para hacerme callar y dejar de daros la lata con él y si ya lo practicáis repartid salud y felicidad alrededor.

Pues eso:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

Hasta una próxima aparición que confío no tarde tanto como esta vez.

Viernes espinoso

1020017

Os cuento:

Regresaba hoy de mi paseo vespertino y acababa de guardar mi mini paraguas en el bolso, harto de llevarlo en la mano pues hacía ya bastante rato que había dejado de llover, cuando me ha llamado la atención un grupo de soberbios cardos borriqueros en un solar desocupado junto a la acera a los que me he aproximado con intención de fotografiar alguno de ellos.

Me ha llamado la atención uno de ellos sin ningún motivo especial aparente, simplemente me ha llamado en silencio y hemos entablado un curioso diálogo:

-¿Qué, te gusto verdad? Hazme una foto en que se note lo guapo que soy con esta cabeza tan bien formada y adornada y mi hermosa cabellera morada, que, modestia aparte, en los días soleados es la preferida de las mariposas.

-Eres un poco engreído pero he de reconocer que tienes un porte elegante y cierta belleza por lo que no me extraña que las mariposas gusten de acariciar tu cuidada y brillante cabellera.Te sacaré una foto que confío en que se aproxime bastante a la realidad; sonríe si es que los cardos sonreís o pon el gesto más parecido a la sonrisa de los humanos.

-¿Estoy así suficientemente fotogénico? ¿Se aprecia mi natural belleza y donosura?

-Suficiente para lo que busco, no es para presentar a ningún concurso ni de belleza ni de fotografía, simplemente la enseñaré a mis amistades que seguro que habrá más de una que no os conozca, ni vuestra belleza ni vuestras cualidades que aunque son muchas no las citaré en este momento, no sea que se te suba la autoestima y los colores a la cabeza y eche a perder mi foto; sólo citaré una curiosa y poco conocida, que de esa cabellera que luces tan orgulloso sacaban y aún sacan los pastores el cuajo para elaborar sus esquisitos quesos.

-Pues son muchísimas más las cualidades de mi familia pero bueno, vuelve en otro momento y con más tiempo hablaremos sobre ellas, ahora a por la foto, que el día anuncia su fin cercano; ah! una cosita, no saques esas florecillas amarillas que tengo detrás o emborrónalas, que están todo el día riéndose de mí y de mi familia llamándonos borriqueros como insulto en lugar de “cardos marianos”.

-Vale, lo tendré en cuenta, no seas tan quisquilloso; por cierto a mí me gusta más el nombre de cardo borriquero, no es ningún insulto, y me encanta el conjunto que formáis mariposas y vosotros aunque no sea fácil fotografiaros juntos. Ya está la foto, me gusta como has salido; voy a enseñarla en mi blog.

-Recuerda que hoy es viernes, felicítales el fin de semana; que sea bonito y provechoso también para ti y si sales de paseo ya sabes donde encontrarnos, no nos moveremos de aquí y aguantaremos unos cuantos días.

-Lo tendré en cuenta, hasta otra ocasión, ha sido un placer conocerte y conocer a tu familia un poco más.

Así que os presento a mi amigo el cardo borriquero, o cardo mariano, a la vez que os deseo un fin de semana feliz en todos sus aspectos y que sepáis y podáis disfrutar en todo sus aspectos.

Se me olvidaba dejaros con la música en esta parte; pensaba poner alguna banda de rock y con esa intención he seguido a estos personajes con sus guitarras eléctricas que no se han dado a la fuga sino que han dejado bien tocata y bien ejecutata esa fuga de J.S Bach aunque en lo de rock, no sé… tengo mis dudas.

De todos modos espero que os guste, ¡que viva el finde y el buen humor! con espinas y sin ellas; y de nuevo repito:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

.

 

 

Feliz fin de semana.

Como son unos días en que se puede decir que no estoy por el ciberespacio, entre fiestas, vacaciones de nietos en las que hay que ejercer de abuelo, y diversas circunstancias personales, me limito a saludaros, así, rapidito desde la ventana y a desearos un feliz y provechoso fin de semana así como una semana igualmente dichosa en la que probablemente tampoco aparezca por esta ventanita.

Así que para todas os deseo felicidad, paz y bien (Así, casi nada si se cumple) y mi consejo de costumbre:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

Os dejo escuchando esta alegre musiquita mientras yo me voy “con mi música a otra parte”.

¿Dónde jugarán los niños?

¿Dónde jugarán los niños? Es una pregunta que, lo mismo que Maná, me la he hecho muchas veces viendo cómo nos afanamos en deteriorar el planeta, de tal forma que más bien parece haber una competición entre países para ver quién es el que más contamina y haciendo de ello alarde de modernidad: “tan poco contaminas tú? Qué atrasado estás, eres tercermundista! Espabila y contamina a marchas forzadas para ver si te pones a nuestra altura, entre la élite mundial, la flor y nata de los países modernos!”

Y cuando algún país hace ver al resto que de flor y nata nada sino que es pura mierda lo que producen y lo que son, los más poderosos (que rima con asquerosos) les hacen callar rápidamente.

Pero desgraciadamente mi pregunta continúa, y sin una respuesta medianamente decente: ¿A qué jugarán los niños?

Porque si los niños en sus juegos imitan lo que ven hacer a sus mayores, maldito el ejemplo que les estamos dando tanto a nivel individual como coletivo e incluso como países.

Les estamos enseñando que desarrollarse es situarse encima de los demás, aprovechando los cadáveres de los más necesitados y débiles para medrar y subir, que estar bien situado significa olvidar los sentimientos de solidaridad, de justicia, de hermandad, olvidar todos los derechos humanos de los demás y que el único derecho es el del más fuerte y despiadado, el derecho mío de aprovecharme de todo y de todos los demás sin importar para nada las consecuencias presentes ni futuras.

Día a día ven violaciones, maltrato, asesinatos, genocidio, odio, venganzas, guerras, destrucción, violencia de todo tipo…

¿A qué jugamos pues?

¿Cuándo vamos a jugar todos juntos y un juego limpio?

¿Haremos algo para dejar un mundo al menos tan bueno y bello como lo encontramos?

Reflexionemos sobre estas cuestiones mientras escuchamos a Maná y la canción “Dónde jugarán los niños?

 

Ver letra: Seguir leyendo “¿Dónde jugarán los niños?”

Con H de umor, con H de umanidad.

Antes que nada debo aclarar que no pretendo atacar ni escarnecer, apoyar ni justificar a nadie sino simplemente expresar mi pensamiento y que la única interpretación de lo que expreso es únicamente lo que expreso; las demás conclusiones que el lector pueda sacar serán asunto exclusivamente suyo.

–ooOoo–

En un viejo chiste, una persona menuda y frágil preguntaba al matón que le insultaba: lo dice Vd. en serio o en broma? a lo que el matón contestaba: lo digo completamente en serio; la réplica del canijo sentenciaba: menos mal, porque yo no admito bromas!

Algo parecido sucede con la justicia (perdón, con los estamentos judiciales, por justicia entiendo algo distinto) que considera sin importancia el hecho de que un miembro del gobierno, el mismo que debería poner todos los medios para buscar a los desaparecidos, insulte, se burle e injurie (presuntamente) a los familiares de esos desaparecidos por el anterior régimen dictatorial y en cambio condene a una persona a un año de cárcel y 7 de inhabilitación, por hacer un mal chiste de la forma en que fue asesinado el almirante Carrero Blanco, presidente del gobierno franquista, en 1973, por el hecho de que su vehículo blindado fuese lanzado hasta el tejado del colegio de Jesuitas; no por apoyar dicha ejecución sino simplemente por tratar con humor ese “vuelo hacia el cielo” justo después de salir de oir “Misa”.

Lo curioso es que ha habido antes y después muchos chistes y de manera más pública sobre este mismo hecho sin que la “justicia” haya intervenido, por ejemplo en este programa de Buenafuente

Así pues pienso que para algunas instancias judiciales sólo existen cinco sentidos, quedando eliminados el sentido del humor y el sentido comúny el sentido del ridículo, quedándome la duda de si admiten el sentido de la oportunidad que algunos tienen tan desarrollado.

He hablado antes de los desaparecidos a raiz del golpe de estado de 1936 y posterior dictadura franquista, que se estiman en muchos más de 100.000 y por los cuales la “justicia” y el gobierno no hacen prácticamente nada, a pesar de las llamadas de atención de Organismos de Derechos Humanos, lo que se me antoja como un mal chiste, cachondeo barato y muy alejado de lo que entiendo como justicia, de la humanidad como virtud y hasta del verdadero y sano humor.

De ahí que, como un crespón negro, haya eliminado la H y deje simplemente Umor y Umanidad, a ver si con la desaparición de esa letra muda suenan más en nuestro interior, en nuestra sociedad, en nuestros estamentos judiciales y en nuestros gobernantes.

En honor y en recuerdo de todos los desaparecidos de cualquier país y época, os dejo la canción de Maná sobre texto de Rubén Blades, “Desapariciones”.

Ver la letra de la canción: Seguir leyendo “Con H de umor, con H de umanidad.”

Feliz semana.

Venga, que no es para tanto; pasó el fin de semana y para fastidiar un poco también pasó el mal tiempo y comienza una semana de sol radiante así que no queda otra que disfrutar de la semana incluyendo el fatídico lunes, saltando los charcos, las tapias, bailando por los bordillos o incluso haciéndose piratas y surcando en velero los mares de China como dice Zenet en esa preciosa canción “Un beso de esos”

Así que… ¡adelante! Disfrutemos de la semana, de la vida, de cada día, comenzando rompiendo la lista negra de los enemigos y todos los malos recuerdos y sentimentos.

¡Cuidémonos, vivamos la vida intensamente y procuremos ser muy felices!

 

Cruce de sentimientos.

Hay ocasiones en que nos invaden algunos sentimientos mezcla de alegría por ser momentos de celebración por cualquier motivo pero a la vez nos invade la tristeza, la melancolía, por otras razones o recuerdos, negativos, claro está.

Son momentos en que por esa situación del ánimo en la cuerda floja influye también en la música que deseamos escuchar en esos momentos, mezcla también de sentimientos, una melancólica mezcolanza, como esa “Tristeza” de Chopin, a la vez alegre y triste, que os invito a escuchar conmigo.

Que en esa melancolía, así como en todo el fin de semana, predomine el color de la alegría sobre cualquier otro de signo negativo.

Juguemos con la oca(rina)

Hola; después del pinchazo de la semana pasada no quiero dejar pasar este viernes sin desearos un feliz y provechoso fin de semana y con un poco de suerte incluso disfrutando también de buen tiempo meteorológico, esto por estos lares creo que será un poco difícil pues se anuncia lluvioso e incluso con nieves (la primavera aquí es así).

Continuando con mi costumbre, hoy también os traigo música para celebrar el fin de semana, en esta ocasión con un instrumento que todos conocemos al menos de vista o como recuerdo de algunos países aunque por mi parte he de decir que lo conocía muy poco en activo y bastante poco también sus diferentes formas, tonos y tamaños; siempre me había parecido un instrumento práctico por su comodidad para portarlo por su tamaño y en cambio ahora descubro que hay ocarinas de 13Kg. lo que no considero tan manejable.

Las hay de muy diferentes formas y tamaños y según su tono pueden ser: Soprano (tono muy alto), Alto (tono medio alto) Tenor (tono medio bajo) y Bajo (tono muy bajo).

Después de estas curiosidades que espero os inciten a conocer otras más, pasemos a la parte más agradable como es escuchar una preciosa interpretación.

Os deseo un gratificante fin de semana y os repito mi acostumbrado consejo:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

Mis miradas. Primavera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante mis paseos diarios, entre las miles de miradas buscando elementos dignos de posarse sobre ellos, en estos días ya de firme primavera hay algo que atrae sobremanera la vista y son los colores, bellos colores que salen a nuestro encuentro desde cualquier lado, desde arriba los árboles floridos, desde el suelo las florecillas solas o tapizantes, a lo lejos, a ambos lados de los paseos por parques y jardines, elementos que siempre han estado ahí pero ahora se muestran tras una bufanda florida, florecillas que nos alegran durante apenas unos días antes de caer bajo las cuchillas del cortacésped, etc.

Algunas de ellas las observamos de paso, sobre la marcha pues de no ser así el paseo se haría eterno pero de cuando en cuando no podemos evitar un paradita para observar con más detalle y hasta en algún caso para poder disfrutar de su inocente belleza o de su intenso perfume que nos alegra el momento y el alma.

Disfrutad de esa pequeña muestra de lo que os comento y sobre todo disfrutad de todos los detalles que se nos ofrecen a cada paso, a cada momento.

¡Cuidaos, disfrutad intensamente de la vida y procurad ser muy felices!