La imperfección del beso.

.

El beso es la demostración

de la perfección de la imperfección.

¿Hay algo más perfecto que un beso?

¿algo más imperfecto que un beso?

Hechos con el mismo molde

cada uno es diferente

mil y una formas adopta

en mil lugares encaja;

con los mismos ingredientes

cada cual ha su sabor

su calor o su color.

Con la misma duración

sentimos su brevedad

o en otros la eternidad.

Los hay como un suspiro

con sabor a felicidad.

Besos correspondidos

uno con otro fundidos

hacen las almas volar.

Besos…

impredecibles, imprevisibles

de efectos secundarios

terribles, desconocidos.

Besos tan desiguales, tan variables

tan perfectamente imperfectos

los considero perfectos

por supuesto para mí.

.

Los besos

¡Ah, los besos!

Se ha escrito tanto sobre los besos y hay tanto que decir, que escribir sobre los besos!

Se han escrito miles de versos, de páginas, de poesías, sobre ellos; pero se han dado millones de besos, entre millones de personas, distinto cada uno y merecedor de unas líneas, de una poesía e incluso de todo un libro, un tratado, algunos de ellos.

Y lo mismo habría que decir de los abrazos.

Imposibles de clasificar, yo  haría un esquema sencillo teniendo en cuenta sólo cuatro aspectos muy amplios que se pueden englobar mil variedades cada uno:

Forma de darlos: Físicos y Espirituales.

Forma de recibirlos: Los que se quedan en la piel y Los que atraviesan el alma

Sabor o sentimiento que despiertan: Los hay dulces, amargos, que despiertan simpatía o cariño, los que repugnan o dan asco, etc.

Duración de sus efectos: Los que duran un instante y los que permanecen largo tiempo en la memoria y en el alma.

Todos los besos reúnen alguna variedad de cada una de estas cuatro características y en los que la variedad de una no condiciona las de las demás.

Así hay besos fugaces al darlos pero que penetran hasta el fondo del alma y duran eternamente y por contra hay besos físicos intensos, besos de pasión pero que no traspasan la piel y se olvidan con facilidad.

Hay besos con la mirada o con una palabra a distancia con efectos más profundos y duraderos que otros dados con fuerza física.

Me encantan los besos y los abrazos, siempre que sean dados con cariño, aunque algunos resulten amargos o agridulces por la situación del momento pero siempre reconfortan y serán recordados con cariño.

Nunca se deberían escatimar los abrazos y besos para demostrar cariño. alegría, agradecimiento etc.

Como no es cuestión de alargarse pues se podrían escribir muchas páginas y se necesitaría mucho tiempo (y si es con prácticas incluidas muchísimo más) os dejo con estos dos bellos ejemplos de lo que se ha escrito y compuesto sobre los besos.

Cuidaos, procurad ser felices y no os olvidéis de los besos y los abrazos.

UN BESO DE ESOS – ZENET.

BESOS (Gabriela Mistral)

Ver las letras:

Seguir leyendo “Los besos”