También hay rubias buenas.

A pesar de lo que dicen las malas lenguas hay muchas rubias buenas y nobles, de muy distintas especies.

Para muestra basta un botón, dicen.

 Feliz semana a todas, seáis (personas) rubias o morenas.

¡Hola de nuevo!

Después de tanto día desaparecido, alejado en cuerpo y alma de este blog así como de los vuestros, aprovechando que es viernes hago una escapada para asomarme un ratito, algo así como para que no me olvidéis, algo así como para no olvidaros, sentir de nuevo vuestra presencia, vuestras letras y vuestros sentimientos y sentires.

Pensaba acercarme tímidamente, de puntillas y sin hacer apenas ruido pero he desechado esa manera de entrar por dos razones, entre otras: primeramente mi entrada a hurtadillas tenía el peligro de ser tomada como la de un ladrón o un malhechor que no trama nada bueno y segunda razón de peso para no entrar a la chita callando es que me he dicho a mí mismo (a quién si no): ¡qué leñe, si es mi blog! y además no molesto a nadie aunque entre como un elefante en una cacharrería.

Así que buscando un término medio he decidido hacer una entrada a bombo y platillo; bombo, platillo, acordeón, trompeta, violín, contrabajo y algún instrumento más, siguiendo la partitura de Brahms bajo el título de Danza húngara nº 5.

Aprovecho para desearos un feliz fin de semana y, como no sé cuando volveré de nuevo por aquí, también os deseo una semana dichosa e incluso un mes lleno de alegría, salud y felicidad, por supuesto con mi acostumbrado consejo que espero sigáis aunque sea para hacerme callar y dejar de daros la lata con él y si ya lo practicáis repartid salud y felicidad alrededor.

Pues eso:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

Hasta una próxima aparición que confío no tarde tanto como esta vez.

Vida secreta bajo la escalera

DSCF7900

Mientras me encontraba bajo esta escalera buscando un punto de enfoque, venían a mi memoria otras escaleras, viejas escaleras de viejas casas bajo las que se esconden infinitas historias, infinitos recuerdos, infinitas ilusiones, infinitos miedos, algunos todavía muy vivos en la memoria, algunos todavía sin superar, rincones todavía en sombras donde antaño era negra, impenetrable oscuridad.

Nuestra infancia marcada por una escalera bajo la que se encontraban mil lugares en uno: despensa donde se guardaban los escasos víveres con que matar el hambre que se adueñaba de casi todas las casas del  pueblo, de casi todas las familias, librándose únicamente la de la casa grande, la casa de Doña Ramona al parecer protegida y bendecida por aquel dios a quien daba sus buenos dineros.

También bajo la escalera se encontraba el refugio contra casi todos los males; un camastro de hojas de maíz, o de borra en el mejor de los casos, era el refugio perfecto para esconder los miedos en caso de tormenta, acurrucados contra la madre o la abuela, según los casos, como los polluelos bajo las alas de la gallina. Allí se escondían todos los miedos, perennes o los que nacían entre la oscuridad de la noche o llegaban cabalgando entre los sueños intentando apoderarse de nosotros pero no conseguían entrar en aquel estrecho hueco bajo la escalera.

Era igualmente a la sombra de la escalera donde se tramaban y urdían mil aventuras y travesuras para ejecutar con la ayuda de hermanos y de los demás niños pobres del pueblo, pues raramente intervenía en ellos el niño de la casa grande que tenía sus propios juegos, sus juguetes, su mundo distinto del nuestro, mundo de ropa nueva, brillos y lujos.

La vida continuaba, con hambre o sin ella, con necesidades y sin lujos pero con los sentimientos exuberantes ya fueran miedos, ilusiones, amores, proyectos, etc., que se forjaban y en ocasiones seguían refugiándose bajo la escalera, pequeño y escondido lugar donde todo tenía cabida, sobre todo los sueños y los secretos.

En casi todas las casas sucedía algo parecido, en casi todas el espacio bajo la escalera estaba lleno de miedos primero, secretos y sueños después junto con los primeros amores, los primeros besos fugaces y tímidos pero que quedaron marcados para siempre. Digo que en casi todas las casas porque en la casa grande, la de Doña Ramona, no tenían cabida los miedos, ni los sueños, ni los amores pero creo que era porque la casa grande tenía una gran escalera aérea, sin camastro, ni víveres ni herramientas, que para eso tenía muchas y amplias habitaciones, una gran escalera con balaustrada donde no se podían esconder ni refugiar miedos ni sueños, por eso en aquella casa sólo había secretos pero conocidos por todos, ya que tampoco se podían ocultar bajo la escalera.

Ya esas viejas y entrañables escaleras han ido desapareciendo junto con las casitas que las contenían y con ellas se han ido gran parte de los miedos, secretos, ilusiones y sueños pero los que enraizaron bien bajo las escaleras continúan con vida en un rinconcito de nuestra mente, de nuestra memoria.

Conservemos esas viejas escaleras virtuales, bajo esa otra escalera que todos tenemos en nuestra mente donde refugiarnos, donde guardar los secretos, recuerdos, sueños y sentimientos más entrañables.

–ooOoo–

Y como, a la chita callando, se nos ha echado ya encima el viernes, traigo un poquito de música para recordaros que el fin de semana está a vuestra disposición para usar sin abusar, para aprovecharlo a tope y disfrutar de él sin tregua, sin prisa pero sin pausa, como se dice, sin olvidar el consejo:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

Os dejo con este precioso montaje de Stef con Daveed Tango.

Derechos e igualdad, igualdad de derechos.

P1020133

Se celebra hoy el Día Internacional contra la LGTBIfobia, por la igualdad de derechos de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales cuando se cumplen 27 años del día en que la la Organización Mundial de Salud “desclasificó” la homosexualidad como una enfermedad mental.

Pero todos sabemos que todavía hay muchas personas que no lo admiten así e incluso los persiguen, acosan y maltratan  y muchas organizaciones que todavía la consideran como una enfermedad, sobre todo en círculos religiosos extremistas a nuestro alrededor, no lejanos, y hasta organizan tratamientos para curarla además de anatematizarla considerándola un pecado contra lo más sagrado, siendo públicas y notorias las manifestaciones en ese sentido de varios altos cargos de la Iglesia Católica.

Así que contribuyo con mi granito de arena para visibilizar con naturalidad a todas esas personas que son discriminadas y aun atacadas y perseguidas por sus orientaciones sexuales y estoy hablando de España, no de ningún país lejano o tercermundista (bueno eso habría que matizarlo), España que ha caído a la novena posición entre los paises europeos en cuanto a la situación de los derechos humanos de los colectivos LGTBI.

Hora es ya de que todos pongamos nuestra parte para que dejen de ser invisibles y todos seamos iguales en derechos y consideraciones, sin etiquetas ni distinción alguna por motivo de nuestra orientación y elección sexual.

P1020137

Viernes espinoso

1020017

Os cuento:

Regresaba hoy de mi paseo vespertino y acababa de guardar mi mini paraguas en el bolso, harto de llevarlo en la mano pues hacía ya bastante rato que había dejado de llover, cuando me ha llamado la atención un grupo de soberbios cardos borriqueros en un solar desocupado junto a la acera a los que me he aproximado con intención de fotografiar alguno de ellos.

Me ha llamado la atención uno de ellos sin ningún motivo especial aparente, simplemente me ha llamado en silencio y hemos entablado un curioso diálogo:

-¿Qué, te gusto verdad? Hazme una foto en que se note lo guapo que soy con esta cabeza tan bien formada y adornada y mi hermosa cabellera morada, que, modestia aparte, en los días soleados es la preferida de las mariposas.

-Eres un poco engreído pero he de reconocer que tienes un porte elegante y cierta belleza por lo que no me extraña que las mariposas gusten de acariciar tu cuidada y brillante cabellera.Te sacaré una foto que confío en que se aproxime bastante a la realidad; sonríe si es que los cardos sonreís o pon el gesto más parecido a la sonrisa de los humanos.

-¿Estoy así suficientemente fotogénico? ¿Se aprecia mi natural belleza y donosura?

-Suficiente para lo que busco, no es para presentar a ningún concurso ni de belleza ni de fotografía, simplemente la enseñaré a mis amistades que seguro que habrá más de una que no os conozca, ni vuestra belleza ni vuestras cualidades que aunque son muchas no las citaré en este momento, no sea que se te suba la autoestima y los colores a la cabeza y eche a perder mi foto; sólo citaré una curiosa y poco conocida, que de esa cabellera que luces tan orgulloso sacaban y aún sacan los pastores el cuajo para elaborar sus esquisitos quesos.

-Pues son muchísimas más las cualidades de mi familia pero bueno, vuelve en otro momento y con más tiempo hablaremos sobre ellas, ahora a por la foto, que el día anuncia su fin cercano; ah! una cosita, no saques esas florecillas amarillas que tengo detrás o emborrónalas, que están todo el día riéndose de mí y de mi familia llamándonos borriqueros como insulto en lugar de “cardos marianos”.

-Vale, lo tendré en cuenta, no seas tan quisquilloso; por cierto a mí me gusta más el nombre de cardo borriquero, no es ningún insulto, y me encanta el conjunto que formáis mariposas y vosotros aunque no sea fácil fotografiaros juntos. Ya está la foto, me gusta como has salido; voy a enseñarla en mi blog.

-Recuerda que hoy es viernes, felicítales el fin de semana; que sea bonito y provechoso también para ti y si sales de paseo ya sabes donde encontrarnos, no nos moveremos de aquí y aguantaremos unos cuantos días.

-Lo tendré en cuenta, hasta otra ocasión, ha sido un placer conocerte y conocer a tu familia un poco más.

Así que os presento a mi amigo el cardo borriquero, o cardo mariano, a la vez que os deseo un fin de semana feliz en todos sus aspectos y que sepáis y podáis disfrutar en todo sus aspectos.

Se me olvidaba dejaros con la música en esta parte; pensaba poner alguna banda de rock y con esa intención he seguido a estos personajes con sus guitarras eléctricas que no se han dado a la fuga sino que han dejado bien tocata y bien ejecutata esa fuga de J.S Bach aunque en lo de rock, no sé… tengo mis dudas.

De todos modos espero que os guste, ¡que viva el finde y el buen humor! con espinas y sin ellas; y de nuevo repito:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

.

 

 

Con sabor extremeño, ¡feliz fin de semana!

Después de tanto día alejado de estos parajes hago mi reaparición tímidamente, con un poema ajeno descubierto en un reciente viaje por tierras extremeñas, en un restaurante de Mérida, escrito en los biombos de separación de comedores.
Para satisfacer mi curiosidad me he interesado por el autor, Luis Chamizo, y por el Castúo, dialecto de tierras extremeñas eminentemente rural y que Luis Chamizo defendió con sus obras.
Así que os dejo este encantador poema titulado “La Nacencia”, magistralmente recitado por Fernando González y el texto completo para que lo saboreéis y degustéis con placer y con calma.
Feliz fin de semana para todas, las personas que me visitáis; que sea sumamente agradable y provechoso y como de costumbre…

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

(Hasta mi próxima aparición, que confío en que será más personal y pausada)

LA NACENCIA (LUIS CHAMIZO) Seguir leyendo “Con sabor extremeño, ¡feliz fin de semana!”

Feliz fin de semana.

Como son unos días en que se puede decir que no estoy por el ciberespacio, entre fiestas, vacaciones de nietos en las que hay que ejercer de abuelo, y diversas circunstancias personales, me limito a saludaros, así, rapidito desde la ventana y a desearos un feliz y provechoso fin de semana así como una semana igualmente dichosa en la que probablemente tampoco aparezca por esta ventanita.

Así que para todas os deseo felicidad, paz y bien (Así, casi nada si se cumple) y mi consejo de costumbre:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

Os dejo escuchando esta alegre musiquita mientras yo me voy “con mi música a otra parte”.

¿Dónde jugarán los niños?

¿Dónde jugarán los niños? Es una pregunta que, lo mismo que Maná, me la he hecho muchas veces viendo cómo nos afanamos en deteriorar el planeta, de tal forma que más bien parece haber una competición entre países para ver quién es el que más contamina y haciendo de ello alarde de modernidad: “tan poco contaminas tú? Qué atrasado estás, eres tercermundista! Espabila y contamina a marchas forzadas para ver si te pones a nuestra altura, entre la élite mundial, la flor y nata de los países modernos!”

Y cuando algún país hace ver al resto que de flor y nata nada sino que es pura mierda lo que producen y lo que son, los más poderosos (que rima con asquerosos) les hacen callar rápidamente.

Pero desgraciadamente mi pregunta continúa, y sin una respuesta medianamente decente: ¿A qué jugarán los niños?

Porque si los niños en sus juegos imitan lo que ven hacer a sus mayores, maldito el ejemplo que les estamos dando tanto a nivel individual como coletivo e incluso como países.

Les estamos enseñando que desarrollarse es situarse encima de los demás, aprovechando los cadáveres de los más necesitados y débiles para medrar y subir, que estar bien situado significa olvidar los sentimientos de solidaridad, de justicia, de hermandad, olvidar todos los derechos humanos de los demás y que el único derecho es el del más fuerte y despiadado, el derecho mío de aprovecharme de todo y de todos los demás sin importar para nada las consecuencias presentes ni futuras.

Día a día ven violaciones, maltrato, asesinatos, genocidio, odio, venganzas, guerras, destrucción, violencia de todo tipo…

¿A qué jugamos pues?

¿Cuándo vamos a jugar todos juntos y un juego limpio?

¿Haremos algo para dejar un mundo al menos tan bueno y bello como lo encontramos?

Reflexionemos sobre estas cuestiones mientras escuchamos a Maná y la canción “Dónde jugarán los niños?

 

Ver letra: Seguir leyendo “¿Dónde jugarán los niños?”

¡Buenas noches!

Tanto esperar para tener unos días de vacaciones, tan larga que se hacía la espera y hete aquí que, con la rapidez acostumbrada, de nuevo se presenta el viernes para  aconsejaros o casi ordenaros que dejéis las herramientas, más que nada porque ellas también necesitan un descanso al igual que esas máquinas de tortura tan variada que utilizáis durante la semana o más bien que os utilizan en vuestros lugares de trabajo.

Así que, con más razón que otras veces, os felicito y os deseo un estupendo fin de semana y para muchos de vosotros unas minivacaciones bien aprovechadas.

En esta ocasión y muy oportuno dada la hora que es, en la Hispania, he elegido una música e imágenes relajantes y apropiadas para calmar el estrés de la semana y tranquilizar el espíritu que andaba enloquecido organizando viajes, fiestas, parking de fieras llamadas niños, etc. y he creído apropiado este nocturno nº 2 de Chopin.

¡Ah! Que resulta que no os han dejado escuchar con tranquilidad ese nocturno, que los niños han tardado en calmarse y que vuestra cabeza todavía hierve con tanto que organizar, etc., etc.? Continuamos la sesión con el nocturno nº 20, a media luz con Valentina Lisitsa y ya veréis como al fin llega la calma a vuestro espíritu.

Os acompaño en la audición; que tengáis también una feliz noche.

–ooOoo–

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

–ooOoo–

Con H de umor, con H de umanidad.

Antes que nada debo aclarar que no pretendo atacar ni escarnecer, apoyar ni justificar a nadie sino simplemente expresar mi pensamiento y que la única interpretación de lo que expreso es únicamente lo que expreso; las demás conclusiones que el lector pueda sacar serán asunto exclusivamente suyo.

–ooOoo–

En un viejo chiste, una persona menuda y frágil preguntaba al matón que le insultaba: lo dice Vd. en serio o en broma? a lo que el matón contestaba: lo digo completamente en serio; la réplica del canijo sentenciaba: menos mal, porque yo no admito bromas!

Algo parecido sucede con la justicia (perdón, con los estamentos judiciales, por justicia entiendo algo distinto) que considera sin importancia el hecho de que un miembro del gobierno, el mismo que debería poner todos los medios para buscar a los desaparecidos, insulte, se burle e injurie (presuntamente) a los familiares de esos desaparecidos por el anterior régimen dictatorial y en cambio condene a una persona a un año de cárcel y 7 de inhabilitación, por hacer un mal chiste de la forma en que fue asesinado el almirante Carrero Blanco, presidente del gobierno franquista, en 1973, por el hecho de que su vehículo blindado fuese lanzado hasta el tejado del colegio de Jesuitas; no por apoyar dicha ejecución sino simplemente por tratar con humor ese “vuelo hacia el cielo” justo después de salir de oir “Misa”.

Lo curioso es que ha habido antes y después muchos chistes y de manera más pública sobre este mismo hecho sin que la “justicia” haya intervenido, por ejemplo en este programa de Buenafuente

Así pues pienso que para algunas instancias judiciales sólo existen cinco sentidos, quedando eliminados el sentido del humor y el sentido comúny el sentido del ridículo, quedándome la duda de si admiten el sentido de la oportunidad que algunos tienen tan desarrollado.

He hablado antes de los desaparecidos a raiz del golpe de estado de 1936 y posterior dictadura franquista, que se estiman en muchos más de 100.000 y por los cuales la “justicia” y el gobierno no hacen prácticamente nada, a pesar de las llamadas de atención de Organismos de Derechos Humanos, lo que se me antoja como un mal chiste, cachondeo barato y muy alejado de lo que entiendo como justicia, de la humanidad como virtud y hasta del verdadero y sano humor.

De ahí que, como un crespón negro, haya eliminado la H y deje simplemente Umor y Umanidad, a ver si con la desaparición de esa letra muda suenan más en nuestro interior, en nuestra sociedad, en nuestros estamentos judiciales y en nuestros gobernantes.

En honor y en recuerdo de todos los desaparecidos de cualquier país y época, os dejo la canción de Maná sobre texto de Rubén Blades, “Desapariciones”.

Ver la letra de la canción: Seguir leyendo “Con H de umor, con H de umanidad.”