Mis miradas. Es larga la espera.

_DSF1387

.

Confiaba en que pronto volvería a su lado;

vestida de blanco, lo esperaba

soñando que estaba ya llamando a su puerta.

.

_DSF1390

.

El tiempo pasa… nadie llama;

continúa el sueño pero es otro:

ella sigue vestida de blanco,

un sudario

y el sueño…

se trata ya del sueño eterno.

Mis miradas. Poesía.

DSCF8582

Poesía es…

un sentimiento y aquello que lo provoca.

Poesía es todo aquello que hace sublimar el espíritu,

que nos toca el alma, que nos eleva,

poesía es ese paisaje, ese rincón que miramos embelesados,

ese parterre del jardín, ese árbol florido, una simple flor.

Poesía es la mirada de un niño asombrado, entusiasmado,

poesía es esa compañía que nos llena

y que borra el tiempo y nuestros males,

es esa mirada que nos subyuga y nos hipnotiza,

ese silencio que nos transmite tanto sentimiento.

Poesía es tu presencia, tu compañía,

tu mirada, tu susurro al oído o tu silencio

mientras me acaricias con la mirada,

con tus besos, con tus manos…

La poesía está delante de nosotros,

a nuestro lado, a nuestro alrededor,

en las personas o en las cosas;

sólo es preciso mirar atentamente

y leerla con sentimiento, con el corazón.

Poesía es sentir, amar…

poesía es… vivir.

.

img_20170318_164348_471.jpg

 

 

El sol se va, la juerga viene.

wp-1489187523197.jpeg

La ciudad se contempla por última vez

en el espejo del río,

bosteza

y se dispone a disfrutar

del merecido descanso nocturno.

–ooOoo–

Eso la ciudad porque… dado que hoy es viernes y comienza el nuevo fin de semana mi consejo es que aprovechéis ese descanso precisamente cansándoos cambiando de actividad, disfrutando de la noche de la manera más agradable posible, estrujándola hasta saborear la última gota, incluso ya sobrepasado el amanecer; quedan dos días más para descansar de verdad hasta estar a punto para comenzar la siguiente semana, pero esa es ya otra historia.

Comencemos con un poco de música para hacerle ver al cuerpo que la jornada laboral queda aparcada hasta…, ¡uff!, hasta cuando sea menester.

¡Feliz fin de semana!

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

.

Miradas mientras paseo. Atardecer.

img_20170315_130816_721.jpg

No llores porque el sol se va;

disfruta de su fiesta de despedida 

y traduce su mensaje de fuego:

 mañana volveré radiante.

Miradas mientras paseo.

img_20170310_222046_483.jpg

Los árboles se bañan en el río

lavando bien sus copas

antes de comenzar a vestirse de primavera.

 

 

 

Miradas mientras paseo.

Observa y espera anhelante a la luna

sin menospreciar los últimos cálidos rayos de sol.

Bailemos con Gina.

Pasa el tiempo volando sin dejarse ver, sólo haciendo sentir las consecuencias de su silencioso vuelo, de puntillas como para no molestar, arrimadito a la pared para no ser descubierto antes de sí mismo.

Es así como, de puntillas o a saltitos, a escondidas o a pecho descubierto, se planta de nuevo ante nosotros Don Viernes proclamando el fin de la semana laboral y anunciando en alta voz la llegada del fin de semana con sus atractivos, actividades y noactividades, “destinado a todo tipo de público sin distinción de raza, sexo, edad, religión o situación económica, un plan a medida de cada edad, raza religión o bolsillo”, sin dejar ningún resquicio para que entre la menor excusa ni vacilación para no disfrutar del fin de semana, cada cual a su gusto y medida.

Tiene arte Don viernes  vendiendo el paquete de actividades o distracciones sin cuento que trae consigo el Finde y lo hace como si todo fuese obra de su arte, su trabajo o su encanto.

No sé si será asi pero el caso es que él siempre precede al Fin de Semana, sin fallar una sola vez por lo que siempre es recibido como causa-efecto, como grato pregonero de la posterior dicha y felicidad de los dos últimos días de la semana y por tanto con alegría, alborozo y agradecimiento.

Así que también hoy  de nuevo lo recibiremos con música y baile, esta vez de la mano de Enrico Macías y Gina Lollobrígida con el título de “Zingarella”.

¡Feliz fin de semana para todas, disfrutadlo como bien sabéis!

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

.

.

Zingarella
(Enrico Macias) Seguir leyendo “Bailemos con Gina.”

Mi sombra y las farolas

 

sombra-de-persona-en-calle-oscura

Mi sombra es un tanto… digamos peculiar pues si digo rara es posible que se enfade conmigo.

Siempre viste en blanco y negro o más bien en gris y negro; he tratado de convencerla de que vista en colores, al menos en primavera, pero no hay manera de que lo haga y alguna vez que la he pillado quietecita he comenzado a darle color pero en cuanto se ha dado cuenta se ha marchado dejando el color tirado en el suelo.

Es muy silenciosa, jamás me da una mala contestación, es más, creo que jamás me ha respondido cuando le pregunto algo o cuando voy conversando con ella durante los paseos  a pesar de estar los dos solos y conocernos desde niños, al menos desde que tengo recuerdos, y que siempre hemos estado muy unidos.

Es también muy discreta y sabe comportarse, generalmente pues en alguna ocasión la he descubierto delante de mí haciendo muecas y aspavientos, provocando que la gente que pasaba me mirase con cara extraña o una sonrisa compasiva viendo las burlas y el poco respeto de mi sombra hacia mi persona, sin hacer caso de mis gestos de que se comportase bien sino que la muy descarada me los repetía uno tras otro con descaro.

Últimamente, en nuestros paseos nocturnos he descubierto que le dan miedo las farolas hasta tal punto que conforme nos vamos acercando a alguna de ellas la pobre sombra, asustada, se va empequeñeciendo y ocultándose tras de mí, interponiendo siempre mi cuerpo entre ella y la farola, no permitiendo que le eche la vista, perdón, la luz encima, de tal forma que si yo paso arrimado a la farola ella se esconde entre mis piernas convertida en un punto deforme para ir apareciendo por delante de mí levantándose y agrandándose conforme nos alejamos y dejamos atrás la farola, envalentonada y tranquila hasta la próxima, que hará que se coloque de nuevo tras de mí empequeñeciendo y escondiéndose hasta sobrepasarla y recuperar nuevamente el valor y la figura.

Ese miedo está tan dentro de ella que a pesar de que pasamos muchas veces junto a las mismas farolas no hay manera de que al menos no les tenga tanto miedo, no digo ya saludarlas como viejas conocidas e incluso como amiga a alguna cercana a casa; y además tiene miedo a todas, sean grandes o pequeñas, pero más a las más altas pues veo que ante ellas se encoge más que ante las pequeñas y tarda también más en recuperar la figura y el aliento si lo tiene.

Estas son algunas de las peculiaridades de mi querida sombra a la que tanto aprecio pues siempre me acompaña, nunca molesta ni me hace sombra, no me abandona por otro ni yo tampoco la cambiaría por ninguna otra; a pesar de sus “cualidades” un tanto extrañas  ya las he asumido como normales y  además la convierten en algo único y fuera de lo habitual o vulgar, yo diría que incluso se me parece, o yo a ella, y es que como dicen “todo se contagia, menos la hermosura”.

Me voy con mi buena sombra a otra parte; en otra ocasión tal vez os cuente algún otro detalle o cotilleo de mi sombra y de nuestros paseos, andanzas u ocurridos, sucedidos o acontecidos.

Vosotras tratad bien a vuestra sombra para que siempre sea buena y además:

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

 

 

 

El humor de Groucho Marx

Me vais a perdonar que me despoje de la camiseta para que la podáis leer mejor; en cuanto acabéis de leerla me la pongo de nuevo. No tengáis prisa, leedla con calma y con carcajadas; hace buena temperatura y me encuentro cómodo, espero encontrar también cómoda la camiseta.

Para leer más fácilmente tendréis que hacerlo en el ordenador o ampliando la imagen; si no podéis leerlo porque la letra es demasiado pequeña os podéis imaginar cada frase y reíros igualmente, incluso también a carcajadas.

(¿Podríais luego contarme las frases imaginadas con las que más os habéis reído?)

.

DSCF8799

A ti, mujer.

A ti, mujer,

seda y acero,

hielo y volcán,

huracán y brisa.

.

A ti, mujer,

pluma y espada,

caricia y fuerza,

sonrisa y lágrimas.

.

A ti, mujer,

madre, hermana,

compañera, amante,

esposa, ángel guardián,

Alfa y Omega,

principio y fundamento.

.

A ti, mujer,

hálito, alma y vida,

 cimiento y roca.

 .

A ti, mujer,

en este tu día,

¡Felicidades!

por ser mujer,

por ser y estar,

dando sentido al mundo.

.

A ti, mujer, en tu vida

te queremos libre,

ni de Dios ni de nadie

tan sólo tuya

y llena de vida

porque…

quien tiene vida

ya tiene todo

aunque no tenga nada.

.

A ti, mujer,

hoy y siempre,

¡¡GRACIAS!!

.

VER LETRA: Seguir leyendo “A ti, mujer.”