El diablo y yo nos entendemos


El diablo y yo nos entendemos…

El diablo y yo nos entendemos
como dos viejos amigos.A veces se hace mi sombra,
va a todas partes conmigo.Se me trepa a la nariz
y me la muerde
y la quiebra con sus dientes finos.

Cuando estoy en la ventana
me dice ¡brinca!
detrás del oído.

Aquí en la cama se acuesta
a mis pies como un niño
y me ilumina el insomnio
con luces de artificio.

Nunca se está quieto.
Anda como un maldito,
como un loco, adivinando
cosas que no me digo.

Quien sabe qué gotas pone
en mis ojos, que me miro
a veces cara de diablo
cuando estoy distraído.

De vez en cuando me toma
los dedos mientras escribo.
Es raro y simple. Parece
a veces arrepentido.
El pobre no sabe nada
de sí mismo.

Cuando soy santo me pongo
a murmurarle al oído
y lo mareo y me desquito.

Pero después de todo
somos amigos
y tiene una ternura como un membrillo
y se siente solo el pobrecito

De: Jaime Sabines
Otro recuento de poemas
(1950-1991)

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s