Marcos Ana, ¡descansa entre nosotros!

Dicen que ha muerto pero no es así.

Quizás haya muerto, nos haya dejado para siempre Fernando Macarro pero Marcos Ana, el luchador infatigable, el poeta de dentro y de fuera de los muros, ese permanecerá para siempre entre nosotros.

El 16 de Julio de 2010 nació este blog, invitado, incitado y provocado por Bruji y esa primera publicación (Amalaidea para Bruji) fue precisamente la poesía de Marcos Ana titulada “Pequeña carta al mundo”, al ser un poeta que admiraba y sabía que también gustaba a Bruji.

Así que ahora que Fernando Macarro, la persona físic, ha fallecido a sus 96 años, vuelvo a dejar el recuerdo del poeta, el que nunca muere, Marcos Ana y también con esa misma poesía con la que comencé este Blog hace 6 años.

¡Descansa en paz, Fernando Macarro, sigue con nosotros Marcos Ana!

.

PEQUEÑA CARTA AL MUNDO (Marcos Ana)

Los dientes de una ballesta me tienen clavado el vuelo.
Tengo el alma desgarrada de tirar, pero no puedo
arrancarme estos cerrojos que me atraviesan el pecho.
Ocho mil doscientas veces la luna cruzó mi cielo;
otras tantas, la dorada libertad cruzó mi sueño.
El sol me hace crecer flores, para qué, si estéril veo
que entre los muros mi sangre se me deshoja en silencio.

No sabéis lo que es un hombre sangrando y roto en un cepo.
Si lo supieseis vendríais en las olas y en el viento,
desde todos los confines, con el corazón deshecho,
enarbolando los puños, para salvar lo que es vuestro.
Si llegáis ya tarde un día y encontráis frío mi cuerpo,
de nieve a mis camaradas entre sus cadenas muertos…
recoged nuestras banderas, nuestro dolor, nuestro sueño,
los nombres que en las paredes con dulce amor grabaremos.
Y si nos cerráis los ojos, dejadnos los muros dentro,
que se pudran con el polvo de nuestra carne

y no puedan ser nuevas tumbas de presos.

No sabéis lo que es un hombre sangrando y roto en un cepo.
Si lo supieseis vendríais en las olas y en el viento,
desde todos los confines, con el corazón deshecho,
enarbolando los puños para salvar lo que es vuestro.
Si llegáis ya tarde un día y encontráis frío mi cuerpo,
buscad en las soledades del muro mi testamento:

Al mundo le dejo todo lo que tengo y lo que siento,
lo que he sido entre los míos, lo que soy, lo que sostengo;
una bandera sin llanto, un amor, algunos versos…
y en las piedras lacerantes de este patio gris, desierto,
mi grito, como una estatua terrible y roja en el centro.

Marcos Ana (Fernando Macarro)

.

Anuncios

10 comentarios en “Marcos Ana, ¡descansa entre nosotros!

  1. Nos ha dejado, claro que nos ha dejado pero muchas cosas, su poesia, su humildad, su ejemplo de lucha, su memoria……
    Triste hasta llorar.

    Y no basta decir: “alma, no llores”,
    si ves a un corazón que va dejando
    la vida entre furiosos desgarrones.

    Hay lágrimas que tienen estatura
    de estrellas indomables
    y es de acero o de roble su ternura.
    Marcos Ana

    Gracias por este recuerdo hacia el, te mando un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienens razón, Bruji; una gran pérdida pero su legado es enorme, un ejemplo de lucha, de fortaleza, de estilo de vida solidaria… Gracias a Marcos por todo eso y gracias a ti por estar siempre ahí y por tu comentario. Un abrazo y un beso con todo mi corazón.

      Le gusta a 1 persona

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s