14 de Julio, Pobre de mí

Sí, así es: ¡Pobre de mi!

Pobre de mí porque ya ha llegado el fatídico viernes, no porque llegue el fin de semana tan esperado por (casi) todas sino porque este viernes es ya 14 de Julio, y como en años anteriores, al acabar el día muchos miles de personas cantaremos: “Pobre de mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín”.

Ocho días y medio de fiesta continua, las 24 horas del día, y por toda la ciudad de Pamplona, para todas las personas sin distinción; horas y lugares para cada gusto, lugares y horas para toda la familia especialmente los niños, gigantes, cabezudos, barracas (atracciones de feria)cada mañana, fuegos artificiales cada noche para todas las edades, música y actuaciones para todos los gustos en diferentes puntos de la ciudad y … a cualquier hora del día o de la noche… música por la calle a cargo de las peñas y charangas.

Así son las fiestas de San Fermín, al menos el corazón de las fiestas, a lo que habrá que añadir otros muchos aspectos como los encierros y las corridas de toros, procesiones, cientos de puestos legales de venta de mil artículos además de miles de mantas menos legales llenas de productos también de dudosa procedencia y legalidad, suciedad y algunos borrachos, sobre todo el fin de semana y en determinados lugares, etc., etc.

Todo esto ha llegado a su fin, se acabó por este año

Así que, siempre cantando, “Pobre de mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín, pobre de mí,pobre de mí, que se han acabado las fiestas y sin dormir”

Pero… también como todos los años…  comienza la cuenta atrás para San Fermín 2018

“Ya falta menos, ya falta menos, ya falta menos p’a San Fermín”

¡Viva San Fermin 2018!

.

.

Para terminar, igualmente cantando y sin llorar, os diré con Julieta Venegas… “qué lástima pero adiós, me despido de ti (vosotros) y me voy”, aprovecharé el fin de semana para descansar, vosotros aprovechadlo para lo que más os plazca.

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

.

 

 

Anuncios

¡PADRE!

padre_e_hijo

Este es uno de esos momentos que no quisiéramos que llegasen nunca: la muerte de un ser querido, en este caso el fallecimiento del padre de una muy querida amiga, hecho que me lleva a dedicarle unas reflexiones junto con todo mi cariño.

–ooOoo–

PADRE, junto con MADRE, las palabras más hermosas que pueda haber en cualquier idioma en que se pronuncien.

PADRE, no es solo un significado, es una vivencia, es ante todo un sentimiento, infinito, tierno, eterno.

Es nuestra raíz, nuestra razón de ser, nuestra razón de existir: “Porque fueron, somos” dicen.

Somos una sola cosa con nuestros padres, hay un vínculo que no se puede romper, incluso la muerte es incapaz de romperlo, siempre seguirán existiendo en nuestros corazones, en nuestra alma.

“Algo se muere en el alma cuando un amigo se va” dice la canción pero cuando es un padre el que se va no solo algo se muere en el alma, sino que es el alma entera la que parece morirse con él, la que se desgarra.

Algo se muere también en nuestra alma cuando se va el padre de una persona querida y somos incapaces de transmitir con palabras todo el sentimiento, de sufrimiento y de cariño y de apoyo que quisiéramos dar a esa persona querida.

Me gustaría decir unas bonitas palabras que pudieran consolarla pero me siento incapaz de hacerlo, aparte de que la más bella y sentida poesía del mundo se quedaría muy lejos de expresar los sentimientos de este momento.

La pérdida de un padre, su ausencia, crea un vacío relleno de amor, recuerdos, sentimientos, sufrimiento, dolor, mucho dolor que lentamente iremos modificando en recuerdos, los momentos más intensos vividos juntos, nostalgia…

Me cuesta seguir escribiendo al no poder expresar lo que siento.

Simplemente, como colofón me atrevo a expresar lo que mi amiga seguramente estará pensando:

Papá, dicen que has muerto pero tú y yo sabemos que no es así, que únicamente se ha ido tu cuerpo pues tú sigues viviendo en mi, en nosotros, sangre de tu sangre y además porque la autentica muerte es el olvido y a ti nunca te olvidaremos, tu recuerdo forma parte de nuestra alma y siempre será así y nuestro amor por ti es eterno.

Papá, siempre he estado y sigo y seguiré estando orgullosa de ti y haré todo lo posible para que tú sigas estando orgulloso de nosotros.

Papá, despedimos tu cuerpo pero tu esencia, tu espíritu sigue con nosotros y seguirá estando siempre.

¡Te quiero papá! ¡Todos te queremos!