Con sabor extremeño, ¡feliz fin de semana!

Después de tanto día alejado de estos parajes hago mi reaparición tímidamente, con un poema ajeno descubierto en un reciente viaje por tierras extremeñas, en un restaurante de Mérida, escrito en los biombos de separación de comedores.
Para satisfacer mi curiosidad me he interesado por el autor, Luis Chamizo, y por el Castúo, dialecto de tierras extremeñas eminentemente rural y que Luis Chamizo defendió con sus obras.
Así que os dejo este encantador poema titulado “La Nacencia”, magistralmente recitado por Fernando González y el texto completo para que lo saboreéis y degustéis con placer y con calma.
Feliz fin de semana para todas, las personas que me visitáis; que sea sumamente agradable y provechoso y como de costumbre…

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

(Hasta mi próxima aparición, que confío en que será más personal y pausada)

LA NACENCIA (LUIS CHAMIZO) Seguir leyendo “Con sabor extremeño, ¡feliz fin de semana!”

El cielo (kaikuaundis)

cielo-azul

.

El cielo limpian

con nubes de algodón

y agua de lluvia.

.

Aletean las aves

para secarlo.

.

–ooOoo–

.

En él la luna

marcha por un tapiz

hecho de estrellas.

.

En la vía láctea

echa la siesta.

.

–ooOoo–

.

Duerme profundo

muy bien arrebujada

en nebulosas.

.

Desde aquí contemplamos

sus dulces sueños.

.

Debussy, "Claro de luna" para arpa y violoncello.

Quiero tu sonrisa.

disec3b1o-de-sonrisa.

Esa tu sonrisa

que todo lo ilumina,

precioso arco de perlas,

¡qué diera yo por tenerla!…

por cada perla un verso 

 

compuesto de mil besos,

con cada beso un te quiero

susurrado en cada oído,

 que no caiga en el olvido,

 mientras suena tu canción

en aquel nuestro rincón.

 

Para rematar la escena,

una romántica cena,

un ramo de rosas rojas

envuelto con un gran lazo,

  y un infinito abrazo.

Ya tengo tu sonrisa,

 

ya mi corazón late

más deprisa.

.

Gracias por tu amor

Matrimonio de amor (Mariage d'amour), de Paul de Senneville y Olivier Tousaint

.

Gracias, cariño, por tantos años de amor,

tantos años de besos, dichas y rosas,

alguna espina, que no quita a la rosa belleza,

algún rasguño, que se cura con dos besos

y hubo miles de esos.

Tantos años siendo el aliento de mi alma,

el motor de mi vida, el movimiento y la calma.

Tantos años de amor incondicional,

entrega total, de comienzo a final;

amor en balanza desigual,

pues el amor que me has dado

por su precio no lo he pagado,

no he sabido corresponder

de igual manera tu querer.

Por eso hoy este escrito

quiere ser como un grito

diciendo cuánto te quiero,

que eres mi sol y mi cielo

y por ese cielo volar quisiera

contigo hasta que muera.

Así eres tú.

(Puedes escuchar mientras lees)

.

–ooOoo–

Tu aliento el soplo

que hace sonar mi alma

en dulce melodía.

Tu voz, un susurro

de canción de cuna,

de canción de amor.

Tus mágicos dedos

hacen de mi cuerpo un arpa,

de mi piel miles de cuerdas

vibrando con mil acordes

al compás de tu latir.

Tu sonrisa el arcoíris

bajo el cual me estremezco,

bajo el que, ya los dos uno,

nos fundimos como lava

de un volcán interior

que nunca se extingue

pues el fuego de tu mirada

una y otra vez lo enciende.

–ooOoo–

.

Día de lluvia.

https://i2.wp.com/www.tiendasdecuadros.com/archivos/images/bacb2016-38-Pareja-paraguas-color-100x100-1463829884.jpeg

.

–ooOoo–

Bajo el paraguas

juntemos los cuerpos

enlacemos las almas

y como locos, bailemos

¡bailemos bajo la lluvia de la vida!

–ooOoo–

.

Viernes, vienes…

Viernes, llegas oscuro, frío y lluvioso

regando sin tregua el paisaje

inundados los valles, nevadas las cumbres.

.

Vienes, amor, con gesto cansado

las manos heladas y los pies mojados.

.

Viernes, a pesar del gélido ambiente

anuncias días alegres

diversión ardiente.

.

Vienes, amor, con el cuerpo aterido

y el corazón anhelante

deseosa de calor de hogar

ansiosa de calor de amor

entre mis brazos;

este hogar y este amor

que siempre te esperan.

.

Viernes, mostrando el duro invierno.

.

Vienes, amor, fabricando primaveras.

.

.

¡Cuidaos, vivid la vida intensamente y procurad ser muy felices!

.

Corazón roto. (kaikuaundi)

Corazón roto

tendrás si lo entregas

a quien no debes.

.

Quien tu amor y cariño

no los comprende.

Mágica ternura.

.

Sentada en el borde de la cama,

trémula, temblorosa,

incapaz casi de moverse,

apenas respiraba entrecortadamente

mientras contemplaba aquellos dedos

que suavemente hacían descender sus medias

sin apenas rozar su piel,

un tacto leve pero electrizante

que hacía saltar chispas

en lo más hondo de sus entrañas.

No podía, no quería apartar la vista

de aquellos mágicos dedos

ni mucho menos mirar aquel rostro

que la contemplaba con arrebato,

aquellos ojos destilando amor y ternura

pues temía perder la razón

como sabía que perdería el sentido

cuando aquellos diez duendes

continuasen su paseo por toda ella

hasta llevarla al  paroxismo,

al clímax, al éxtasis más profundo.

.

Sentada al borde de la cama,

trémula, temblorosa,

respirando entrecortadamente, esperaba 

odiando y amando esos segundos eternos

que le separaban del paraíso.

.

Contar… (Kaikus)

.

Cuenta conmigo

tanto como yo mismo

cuento contigo.

Entre nosotros

larga es la distancia

corto el olvido.

Aunque te alejes

sigues siempre presente

los dos unidos.

Mil besos mando

por si alguno se pierde

que cien te lleguen.

Pierdo la cuenta

repitiendo los besos

una y mil veces.

El sol se nubla

con las nubes de besos

tan mal contados.

Cuenta y recuenta

y juntos contaremos

un bello cuento.