Mover el esqueleto.

Después de diez días disfrutando de una lumbalgia aguda, disfrutando porque puedes ver las estrellas sin necesidad de asomarte a la ventana, ya sea día, noche, esté nublado o con cielo límpido, simplemente un movimiento inadecuado te produce esa sensación intensa que te hace aullar a la luna aunque sea luna nueva o esté escondida.

Diez días disfrutando de un cielo incomparable, un ángel de la guarda único e irrepetible, una enfermera particular impagable que después de cuarenta años (de soportarme) sigue tan solícita, atenta y cariñosa, malcriándome con sus atenciones, cuidados, mimos, caricias y otras delicadezas tanto físicas como espirituales y anímicas, tanto o más que el primer día allá en el siglo pasado; hablo de mi queridísima y sufrida esposa, nunca valorada en su justa medida ni tampoco pagada como merece, en la misma moneda de amor, cariño, atenciones y detalles.

Es en momentos como estos cuando se la valora un poco más y se agradece también de una manera un poco más tierna aunque sin llegar ni de lejos a lo se merece y que en nuestro interior reconocemos, esa deuda acumulada durante tantos años, pero aun así somos incapaces de comenzar a pagar aunque sea en cómodos plazos; por eso quiero al menos dejar aquí mi reconocimiento de esa deuda impagada e impagable.

Bueno, he comenzado el post pensando en que ya puedo mover el esqueleto con cierta soltura aunque sin abusar, con cuidado para no recaer de nuevo.

Y hablando de mover el esqueleto, lo mejor es moverlo al ritmo de la música y mejor también un esqueleto forradito de carne bien colocada, con entrantes, salientes, curvas y aun michelines todo en su sitio preciso, pero también los esqueletos limpios crean un bonito espectáculo como el que os ofrezco en el siguiente vídeo que espero os guste pero no intentéis tomarlo crudo, sin prescripción facultativa.

¡Cuidaos, vivid la vida y procurad ser muy felices!

¡Ah! y agradeced las atenciones de quienes os rodean y procuran haceros felices correspondiendo de la misma o parecida manera.

Anuncios

17 comentarios en “Mover el esqueleto.

  1. ¡Bailad, bailad malditos! jajaja, el buen humor es imprescindible y tu lo tienes, eso si, “lo de aullar como un lobo” me hizo poner los pelos de punta, como los gatitos del baile, porque, aunque no me han sido regaladas esas dolencias, también creo que me pongo en tus zapatos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Atención!: alguien había escrito un comentario suplantando la identidad de mi hija; no hace falta recordar que eso supone un delito y que si se repite lo pondré en conocimiento de la policía. Saludos.

    Me gusta

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s