Caricias de otoño.

https://i2.wp.com/images.fineartamerica.com/images-medium-large/ohio-autumn-maples-dennis-lundell.jpg

Mis ojos han sido secuestrados,

seducidos, abducidos más bien

por aquel hermoso arce

al que un sol radiante de otoño,

en sensual y provocativo contraluz,

hace brillar contra el azul intenso del cielo

su follaje rojo pasión

entremezclado con el verde amarillento

de las hojas más tardías en el proceso otoñal.

Sin poder apartar la vista, admiro

esa belleza de formas y colores

que ni el más experto pintor

sería capaz de reproducir.

Es una bella escena la que forman

ese y los demás árboles del paseo

en profusa exhibición de luz y color

que derraman a sus pies

creando una preciosa alfombra,

mullida  y colorida.

Sobre ella, bajo el más frondoso árbol,

como si de una diosa se tratase,

la figura de mi amada,

origen y destino de mis mejores sueños.

Las hojas, incitadas por la suave brisa,

se lanzan al vacío con un único propósito

que van cumpliendo gustosamente:

acariciar el cuerpo de mi amada,

recorrerlo con delicadeza de arriba a abajo

para acabar posándose sobre ella,

una tras otra, hasta cubrirla por entero

con ese bellísimo manto carmesí

con algún detalle de verde amarillento.

Continúo ensimismado en mi sueño,

arrebolado ante mi amada;

ya mis manos, envidiosas de las hojas,

toman su relevo modelando y dibujando

aquella cálida figura casi divina,

envolviéndome en aquel precioso manto,

extasiado y mudo ante tanta belleza,

formando ya parte de ese maravilloso lienzo..

Anuncios

17 comentarios en “Caricias de otoño.

  1. Qué bonito es el otoño, menos cuando llueve y hace viento. Mi imagen perfecta del otoño es un día soleado, sentada al sol en algún parque, escuchando los pájaros y el movimiento de las hojas por una sutil brisa. Qué gusto, creo que me quedaré en esta imagen un esto, vete sacando la tortilla de patatas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Escuchando los pájaros y hasta el casi imperceptible chasquido de las hojas al caer; eso calma el espíritu y abre el apetito.
      Ya está extendida la manta de picnic, Sensi, puedes sentarte para degustar la tortilla calentita y el pan recién sacado del horno.
      ¡Bon apetit! Un beso de postre y lo que hay en ese otro recipiente.

      Le gusta a 1 persona

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s