El duende azul.

(Marioneta de Miguel López de Aguileta)

Duende azul, marioneta

.

Amalai era un duende color azul claro; sabido es que los duendes de color claro son buenos compañeros pero juguetones y traviesos aunque inocentes e inofensivos.

Un buen día, en el solsticio, Amalai, que era juguetón y muy travieso y al que gustaba incordiar y gastar bromas pero sin mala idea o más bien con una mala idea inocente, recibió la visita de la reina de las hadas, cosa que le extrañó y confundió pues era la primera vez, no sólo que le visitaba sino incluso la primera vez que la veía.

Azorado y preocupado, se dispuso a escuchar lo que la reina de las hadas pudiese decirle o hacerle.

– No temas Amalai – dijo la reina – no vengo a reprenderte ni a castigarte, eres travieso y tus travesuras a veces pueden molestar pero sé que lo único que pretendes es animar un poco la monotonía de la vida, pero ya es hora de que te ocupes de algo más importante y es lo que vengo a proponerte: debes ocuparte del bienestar de los humanos y más en concreto de algunos de ellos.

– Pero no sé si sabré o podré hacerlo, los humanos son seres muy raros e imprevisibles.

– No digo que sea tarea fácil pero con interés y buena voluntad, poco a poco conseguirás hacerlo bastante bien.

– Y podré gastarles bromas? Es que son bastante aburridos y sombríos y necesitan reír un poco más.

– Me temo que aunque te diga que no, no podrás evitar hacerlas, pero ten cuidado y no te pases.

– Pero… entre los humanos que me dice me encargue de forma especial hay varias hembras y ellas son más imprevisibles y volubles todavía, no podré seguirlas a todas partes, cada día van en una dirección imprevista.

– Tu misión no es seguirlos, deben continuar cada uno  su camino y su ritmo  aunque puedes acompañarlos a ratos. Tu principal misión es cuidarlos, estar dispuesto siempre a enjugar sus lágrimas, consolarlos, curar sus heridas, principalmente las del corazón, menos visibles pero más dolorosas, cuando acudan a ti, aunque también puedes y aun debes acudir adonde estén si ves que te necesitan.

Lo importante es que sepan que, en este claro del bosque, junto a este precioso remanso del río, siempre encontrarán un apacible lugar donde descansar y que siempre encontrarán consuelo y ayuda cuando lo necesiten, que tú tratarás de proporcionales el consuelo y los cuidados necesarios, que siempre serán bien acogidos y tratados con una sonrisa..

Otra cosa te advertiré: no debes esperar nada a cambio, ni siquiera agradecimiento pues, como dices, son imprevisibles y volubles, por lo que unas veces te lo agradecerán con visibles muestras de afecto y otras en cambio no solo no demostrarán agradecimiento, aunque lo sientan, sino que incluso pensarás que te han olvidado totalmente y hasta es posible, en algún caso, que así sea.

Eso por supuesto te afectará pero no no deberá cambiar tu forma de tratarlos, siempre con afecto, y ayudarlos en cuanto puedas; los humanos son así y así debes aceptarlo. Trata de comprender a cada uno pues cada uno es diferente y comprobarás, por ejemplo, que para unos un beso o un cuento les alivia y les hace conciliar el sueño y otros en cambio necesitan mucho más para poder hacerlo.

– Por lo que veo, no es tan sencillo cumplir esa misión pero puede estar segura, mi reina, de que intentaré cumplirla poniendo todo lo mejor de mí mismo.

– Así lo espero y estoy segura de que no solo lo intentarás sino que lograrás hacerlo muy bien, Amalai, confío en ti.

Desde entonces, Amalai procura mantener ese claro del bosque junto al precioso remanso del río, siempre limpio y acogedor y cada vez es más visitado por los humanos buscando un ratito de sosegado descanso, contar sus penas sabiendo que serán escuchados y consolados y también a veces para que les cure sus heridas o alivie sus doloridos miembros y músculos, incluso reciben de buen grado las bromas y travesuras del duende azul pues saben que solo pretende evitar la monotonía y sacarles una sonrisa y que su mala idea solo provoca chispitas que adornan la oscuridad de la vida.

Existen en el mundo muchos más espacios parecidos, cada uno con una especialidad diferente, en muy distintos lugares y atendidos por diferentes seres, posiblemente conozcáis más de uno,  con una cosa en común: todos sirven para aliviar las tensiones de la vida y ayudar a superarlas.

 

Anuncios

30 comentarios en “El duende azul.

  1. lostalleresdenatalia

    Amalai consigue su misión perfectamente. Ayer bajé a ese remanso junto al río, y la luna brillaba tan hermosa que desveló mis sueños. Entendí que la existencia de Amalai y otros duendes, hace que no me sienta sola.
    Yo soy traviesa,también, como tú, Amalai; y voy y vengo, entro y salgo; ahora me paso el tiempo entre hechiceros pero cuando me digan que puedo abandonar su reino…..volveré al remanso y te buscaré.

    Me gusta

  2. Reblogueó esto en Porta dos Soñosy comentado:
    Otra cosa te advertiré: no debes esperar nada a cambio, ni siquiera agradecimiento pues, como dices, son imprevisibles y volubles, por lo que unas veces te lo agradecerán con visibles muestras de afecto y otras en cambio no solo no demostrarán agradecimiento, aunque lo sientan, sino que incluso pensarás que te han olvidado totalmente y hasta es posible, en algún caso, que así sea.

    Eso por supuesto te afectará pero no no deberá cambiar tu forma de tratarlos, siempre con afecto, y ayudarlos en cuanto puedas; los humanos son así y así debes aceptarlo. Trata de comprender a cada uno pues cada uno es diferente y comprobarás, por ejemplo, que para unos un beso o un cuento les alivia y les hace conciliar el sueño y otros en cambio necesitan mucho más para poder hacerlo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Una historia muy interesante, me gusta este remanso de paz y sosiego que se respira por aquí, los duendes estas fechas están muy saturados de trabajo independientemente del color que sean, los que peor lo llevan son los duendes grises, pero esa es otra historia y para otro momento. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s