Año nuevo, ¿vida nueva?

Los años van pasando pero por supuesto no se percibe ningún cambio de color en nuestra vida ni en el paisaje ni hay ningún salto al vacío para alcanzar el nuevo año.

El reloj continúa imperturbable, sin sobresaltos ni paradas ni acelerones su movimiento continuo.

Nuestras vidas continúan también sin cambios naturales por el cambio de año; el mismo físico, la misma alegría y las mismas penas, los mismos achaques y la edad… un día más al comenzar el año.

Únicamente en nuestra mente hacemos barreras: hasta aquí el 2014 y desde aquí el 2015.

Es nuestra mente la que inventa mundos distintos por intentar que también nuestros cuerpos se lo crean, que vamos a tener más belleza, más riqueza, mejor vida, etc. por ser distinto año y es por eso también que al final del nuevo año llegan las frustraciones al ver que todo eran meras quimeras.

Pero ya que consideramos que es el final de una etapa y comienzo de otra no está de más reflexionar sobre las cosas que nos han entorpecido en esa marcha anual para sacarlas de la mochila y abandonarlas al borde del camino, o más bien arrojarlas a la fosa séptica para no contaminar, y continuar la marcha más ligeras de equipaje o sustituirlas por otras cosas que nos sean de más utilidad o más placenteras y satisfactorias.

Escuchemos a María Rozalén y si en verdad hay alguna persona a la que cantaríamos esa canción con total convencimiento será que ha llegado el momento de cambiar también de compañeros de viaje y aplicar el dicho de “más vale sola que mal acompañada” aunque pasado algún tiempo decidamos también que más vale bien acompañada que sola.

De cualquier forma que penséis y con cualquier decisión que toméis, os deseo un feliz fin de año, disfrutad los pocos días que quedan del 2014 que languidece y emprended con ganas el 2015 ya desde su nacimiento.

Os dejo con Rozalén y su canción “80 veces”; disfrutadla y disfrutad también de la vida, cada segundo de ella.

Ver letra:

80 veces

Hoy me he preguntado 80 veces que por qué sigo queriéndote;
que por qué sigo pensando que eres tú quien me hará feliz
sino me aportas nada, no te importo nada
en lo único que piensas es en ti.

No me creo que no aparecieras en aquel concierto,
no me creo tenerte tan cerca y a la vez tan lejos,
no me creo que no seas capaz de echarme de menos,
esa facilidad para tachar recuerdos,
que no te gusten los besos.
No me creo que seas tan cobarde y no cumplas promesas,
que me hayas anulado y desaparecieras
que esté llorando por ti.

Mañana al salir el sol
se habrá borrado para siempre del colchón tu olor,
que 80 son las veces que al día me acuerdo de ti,
las mismas que recuerdo que te tengo que olvidar.

Hoy me he preguntado 80 veces que por qué sigues presente en mi,
que por qué sigo creyendo que tienes que ser tú quien me hará reír
sino me aportas nada , no te importo nada
en lo único que piensas en ti.

No me creo haber ganado un juego perdido,
no me creo que se haya esfumado tu miedo a la soledad,
no me creo que no seas capaz de echarme de menos,
esa facilidad para tachar recuerdos,
que no te gusten los besos.
No me creo que seas tan cobarde y no cumplas promesas,
que me hayas anulado y desaparecieras,
que este llorando por ti.

Mañana al salir el sol
se habrá borrado para siempre del colchón tu olor
que 80 son las veces que al día me acuerdo de ti
las mismas que recuerdo que te tengo que olvidar.

Mañana al salir el sol
se habrá borrado para siempre del colchón tu olor
que 80 son las veces que al día me acuerdo de ti
las mismas que recuerdo que te tengo que olvidar.

María Rozalén

Anuncios

3 comentarios en “Año nuevo, ¿vida nueva?

  1. Tras escuchar la canción, mi reflexión:
    Es curioso como pensamos que la felicidad nos llegará por parte de otra persona que nos la brindará cuan regalo de Navidad. ¡Qué error! Cada uno es quien tiene que vivir desde la felicidad. Queremos que alguien especial se acuerde de nosotros pero nosotros nos olvidamos de nosotros mismos…¡Qué ironía!
    Sin entrar en una espiral de egoísmo…debemos querernos, cuidarnos y pensar en ofrecernos lo mejor.
    Quizás ese es el mejor propósito para poner en marcha…tratarnos como nos merecemos.
    Gracias por compartirlo!! 🙂

    Me gusta

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s