El mundo nos espera

Bienvenidas a la nueva era.

Ante todo mi enhorabuena a las que no habéis creído las patrañas del fin del mundo y a las que, habiéndolas creído, no habéis tenido la mala idea de anticipar vuestro abandono voluntario de este, aunque muy imperfecto, el mejor mundo que tenemos.

Hoy por fin, después de muchos días sin hacerlo por mi baja moral, he retomado mi costumbre de hacer gimnasia mental por la mañana; a ello han contribuído mis dos mejores amigas, mis amigas del alma, que ayer, con un par de detalles que agradezco en el alma, me levantaron mi moral y mi autoestima y me recordaron lo importante que soy, para mí mismo y para otras personas.

Así que, como acostumbraba antes a hacerlo, he abierto mi ventana y me he asomado al mundo; entre todavía algunas oscuras brumas, he visto que el mundo es bello y que me esperaba.

Así mismo he visto mucha gente que me esperaba, unas conocidas y que sé que me quieren, otras a las que yo quiero en mayor o menor grado y otras muchas más a las que en principio no conocía ni sé si ellas me conocen, o si me quieren o aprecian.

Las más queridas, con sus voces gestos solicitaban mi cariño y mi compañía (salvo una que no hablaba pero su expresión también lo decía) a la vez que me ofrecían su cariño y compañía; el resto, con su mirada espectante y su sonrisa, daba a entender que mi presencia entre ellas era bien acogida o esperada.

Así que, con mi mejor sonrisa, he respirado hondo y he salido dispuesto a disfrutar de la belleza del mundo y de los momentos tan enriquecedores y maravillosos que pueden resultar del trato con las demás, del intercambio de conocimientos y sentimientos, de comunicación y de compartir tiempo y sobre todo una parte de nuestra riqueza interior que siempre se intercambia al relacionarnos positivamente con las demás personas.

Es por eso también que quiero compartir con todas vosotras esta gimnasia mental y compartir e intercambiar sentimientos y sensaciones, esa parte de nuestra alma que siempre se da en nuestras relaciones personales a la vez que se recibe de las otras personas aunque, como en el caso de mi amiga, permanezcan en silencio pero que acogen positivamente esta comunicación.

Así que os recomiendo ese ejercicio: asomaos al mundo, ved que es bello, que os espera lo mismo que muchas personas, yo incluída, a las que podeís hacer y de las que podéis recibir mucho bien, con las que podéis compartir muchísimas cosas materiales y espirituales, recordando además que cuanto más entregamos de nuestra alma, de nuestro corazón, más se engrandecen.

Y con esta actitud os invito a celebrar estas fiestas de Solsticio de Invierno (perdón, y de verano para los países del sur) y aceptar la invitación al estreno del Nuevo Año 2013 que, aunque se augura bastante crudo y un poco amargo, entre todas lo podemos suavizar y endulzar un poquito para poderlo digerir mejor.

¡Ánimo pues! pongámonos todas a la tarea.

Cuidaos y procurad ser felices.

Anuncios

2 comentarios en “El mundo nos espera

  1. Querida Amalaidea:
    Como ya sabes soy seguidor, perdón, seguidora (debo acostumbrarme a hablar en femenino, como persona) de tu blog como lo eres tú del mío; ante todo enhorabuena por ese cambio de ánimo y gracias también por recordarnos esa gimnasia positiva que todos necesitamos.
    Quería también dejar constancia de la importancia de esos pequeños detalles, yo lo siento en facebook lo que se agradece un simple “me gusta”.
    Quería aclarar que cuando picho “me gusta” en tu blog por supuesto no significa que me guste el estado de ánimo que se intuye sino que es un “cuentas con mi apoyo” o un me gusta la forma en que te expresas.
    Disculpa mi intromisión y el haberme extendido (no lo haré hasta el año que viene); simplemente quería decirte que soy una de esas personas que te espera cuando te asomas por las mañanas.
    Ya aprovecho para desearos a “todas” un Feliz Solsticio y sobre todo un feliz 2013 y venideros.
    Un fuerte abrazo para todas.

    Me gusta

    1. Gracias Desmemoriado: agradezco tu comentario y tu apoyo y ya sabes que todas sois bienvenidas a este blog y podéis comentar cuando queráis.
      Te doy la razón en que se agradece mucho un comentario o un simple “me gusta” que siempre he interpretado como un apoyo moral.
      Un beso y un abrazo y hasta cuando quieras.

      Me gusta

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s