La soledad necesaria, la Soledad, horrible compañera.

A veces, sobre todo cuando somos jóvenes, pensamos “¡qué buena es la soledad!”

Sin interferencias ni molestias, alejadas del mundo, todo el tiempo nuestro para disponer de él como nos plazca, dedicado a la meditación, al estudio, al relax o a contemplar el cielo estrellado, en fin todo a nuestra disposición.

Bien es cierto que todos necesitamos unos momentos de soledad y de calma para encontrarnos con nosotras mismas, para recapacitar, para descansar y evitar el estrés, para recargar nuestras baterías.

Pero no hay nada tan terrible, tan inútil y dañina como esa Soledad, con mayúscula, prolongada o permanente, ese no tener a nadie con quien compartir lo que tenemos, lo que somos, lo que sentimos.

Porque ¿de qué sirve lo que aprendo, mis conocimientos, si no los comparto con las demás personas?

Mis logros, mis alegrías, mis risas, en soledad, si no los comunico a las demás es como si los encierro en un pozo cubierto con una pesada losa, de nada sirven, son inútiles.

En cambio las dudas, angustias, penas, tristeza…esa parte oscura del alma, crecen, se agrandan, se oscurecen más y más en la Soledad hasta llegar a oscurecerlo todo; necesitan salir a la luz, compartirlas para que alguien las aclare, las calme, las cure, nos haga recuperar la alegría y la confianza.

Por eso cuando perdemos a esa persona especial, con quien fluye la comunicación en ambos sentidos, amiga, confidente, apoyo mutuo, con quien compartimos logros, alegrías y penas, comprensión mutua incluso sin palabras, esa luz que ilumina nuestro camino en la oscuridad, cuando perdemos, decía,  a una persona así, la soledad se apodera de nuestra alma, nos envuelve la pena, la angustia, la tristeza y se nos oscurece el alma costándonos un trabajo inmenso vislumbrar el camino, recobrar la alegría y la confianza en nosotras mismas y en las demás.

¡Qué grande y valiosa es una buena amistad y qué terrible la Soledad!

¡Cuidaos y procurad ser felices!

Anuncios

Me agradaría que dejases un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s